Masculinización de la voz

La técnica quirúrgica para masculinizar la voz se denomina TIROPLASTIA TIPO III.

Consiste en conseguir una voz más grave, más estereotipadamente masculina, con la frecuencia fundamental más baja.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

A hombres que por alguna razón tiene una voz más aguda de lo que corresponde para su morfología corporal. Esto se puede deber a:

      • Trastornos de la muda vocal (en la adolescencia)
      • Clara disociación entre la morfología corporal y el tono vocal (cuerpo grande con voz aguda, infantil)
      • Rigidez aumentada de las cuerdas vocales (sulcus, cicatrices, post cordectomía)
      • Tensión excesiva de las cuerdas vocales 

Inicialmente se podría pensar que también podría ser útil en el caso de hombres transgénero (Female-to-Male Transexual). Sin embargo, está demostrado que la toma de andrógenos (testosterona) produce una reducción de la frecuencia fundamental a los 3-4 meses, que suele ser suficiente para conseguir una voz más masculina y que perdura aunque deje la medicación. No obstante, en algunas ocasiones se puede realizar esta técnica quirúrgica.

¿SE PUEDE CONSEGUIR UNA VOZ CON UN TONO MÁS GRAVE?

Aconsejamos empezar con terapia logopédica con el objeto de modificar el gesto vocal, la entonación, la resonancia, la respiración (técnica de soplo) y la modulación. Consideramos que un tratamiento de reeducación de al menos 4 meses es necesario antes de proponer el tratamiento quirúrgico.

TÉCNICA QUIRÚRGICA: TIROPLASTIA TIPO III

Ante el fracaso de la terapia vocal o complementaria a la misma se puede realizar una técnica quirúrgica denominada TIROPLASTIA TIPO III. También se llama tiroplastia de reducción o de retrusión.

La cirugía tiene como objetivo disminuir la Frecuencia Fundamental (fo) al menos por debajo de 165 Hz para conseguir una voz más grave. Básicamente consiste en acortar las cuerdas vocales llevando la comisura anterior hacia atrás (retrusión o retranqueo) con lo que se produce una reducción de la tensión de las cuerdas y un aumento de su densidad o masa. Esta cirugía se realiza bajo anestesia general. 

Esta cirugía requiere un reposo absoluto vocal de 7 días y evitar esfuerzo físico durante al menos 3 semanas. Además, precisará sesiones de terapia vocal para afianzar lo conseguido con la cirugía.

En cuanto al resultado a esperar, las cuerdas vocales serán más cortas, flácidas y gruesa. Respecto a la voz, suele hacer un descenso de la frecuencia fundamental. Disminuye también la tensión y la fatiga durante la fonación, así como aumenta el confort en la vocalización.