Sinusitis

sinusitis

Inflamación de la mucosa que recubre los senos paranasales

Producida principalmente por la obstrucción de los conductos que llegan a las fosas nasales.

Generalmente obedece a una infección por agentes bacterianos, virales u hongos. Hay una forma aguda y una forma crónica.

sinusitis aguda

La sinusitis aguda generalmente ocurre secundario a una infección del tracto respiratorio superior, usualmente de origen viral.[] Si la infección es de origen bacteriano, los tres agentes causales más comunes son el Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Moraxella catarrhalis.[]

La sinusitis viral normalmente dura 7 a 10 días, mientras que la sinusitis bacteriana es más persistente. Entre aproximadamente 0,5 % y 2 % de las sinusitis virales progresan a sinusitis bacteriana.

Los episodios agudos de sinusitis también pueden ser el resultado de infecciones por hongos. Estas infecciones son más frecuentes en pacientes con diabetes u otras deficiencias inmunitarias, como los pacientes con sida o que estén recibiendo fármacos antirrechazo de trasplantes y puede ser potencialmente mortal. En la diabetes mellitus tipo I, la cetoacidosis conlleva a una sinusitis por mucormicosis.[]

La irritación química también puede causar una sinusitis o por el humo de cigarrillos. Ocasionalmente, especialmente entre la segunda y tercera década de la vida, puede ser causada por una infección dental.

sinusitis crónica

La sinusitis crónica constituye un complejo espectro de enfermedades que tienen en común una inflamación persistente de los senos paranasales. Se divide en aquellos casos que cursan con pólipos nasales—a veces denominada sinusitis crónica hiperplásica—y los casos sin pólipos. Las causas aún permanecen desconocidas y pueden incluir alergias, factores ambientales tales como el polvo o la contaminación, infección bacteriana u hongos (alérgica, infecciosa o reactivos). Los factores no alérgicos, tales como la rinitis vasomotora también pueden causar sinusitis crónica. Los senos paranasales anormalmente estrechos, pueden impedir el drenaje de las cavidades de seno, por lo que también podrían ser un factor desencadenante, así como la fibrosis quística.[]

Se observa una combinación de bacterias anaerobias y aeróbicas, incluyendo Staphylococcus aureus y Staphylococci coagulasa negativo. Normalmente los antibióticos ofrecen sólo un beneficio temporal, por lo que se prefiere el tratamiento quirúrgico. La cirugía endoscópica nasosinusal  (CENS) es el planteamiento quirúrgico más en voga en el momento actual; mediante esta técnica, además de eliminar las alteraciones que han originado la sinusitis, se intenta restablecer la fisiología normal con respeto del máximo número de estructuras e intentando que la mucosa enferma se restablezca de forma espontánea.