Rinitis

Inflamación de la mucosa de las fosas nasales, generalmente producida por resfriado común o por alergias

Se clasifican en:

RINITIS ALÉRGICA

se pueden clasificar en estacional y perenne.

tratamiento para la rinitis

Los síntomas que puede ocasionar son el picor nasal, producción de moco acuoso y líquido además de estornudos frecuentes. Se explora el interior de las fosas nasales podrá observar que la mucosa de los cornetes está enrojecida, inflamada o con una coloración violácea muy característica. La inflamación produce enrojecimiento en la garganta.

El paciente suele presentar, además, los ojos congestionados, que escuecen y lagrimean con profusión. Puesto que toda la mucosa de la nariz está congestionada, el paciente no puede respirar libremente y con facilidad, por lo que no es de extrañar que la mucosa de los senos maxilares y frontales esté también congestionada. Ello podrá favorecer las sinusitis, afecciones muy habituales en estos pacientes, que les provocan frecuentes dolores de cabeza, malestar general y, dependiendo de la persona, cambios de carácter e irritabilidad.

La rinitis alérgica se manifiesta también con estornudos frecuentes, flujo nasal transparente, acuoso y lagrimeo constante todos estos síntomas sobre todo en las mañanas, esto hace que disminuyan las actividades diarias de las personas provocando malestares, comúnmente confundidos con un resfriado simple, a diferencia que un resfriado viene acompañado de fiebre y temperaturas y no va más allá de una o dos semanas.

 

RINITIS NO ALÉRGICA

Rinitis vasomotora: Consiste en la hiperreactividad inespecífica de la mucosa nasal que origina una inflamación de la misma por distintas causas. Las más frecuentes son:

  • Ciertos medicamentos
  • Embarazo, causa de una forma especial de rinitis llamada <>, que consiste en una tumefacción de la mucosa nasal con obstrucción y aparece normalmente hacia la segunda mitad del embarazo.
  • Abuso de descongestionantes nasales, por el peligro de habituación, con aumento de la congestión nasal.
  • Idiopáticas, son las más frecuentes (60-70%)

La rinitis vasomotora se manifiesta por obstrucción nasal. La rinoscopia nuestra una mucosa nasal pálida, con cornetes hipertróficos y edematosos, que generalmente se retraen bien con adrenalina y están recubiertos por una secreción profusa. Se debe comenzar con tratamiento médico, pero si fuera necesario tomar una medida quirúrgica, se practicaría una reducción del tamaño de los cornetes.