Resección osteoma (exostosis) conducto auditivo externo
Resección osteoma (exostosis) conducto auditivo externo

El osteoma de conducto auditivo es una tumoración ósea de naturaleza benigna, constituida por hueso maduro, que generalmente se presenta como una lesión aislada en el conducto auditivo externo.

En general, la intervención se lleva a cabo mediante anestesia general. Se realiza bajo visión microscópica, bien a través del propio conducto auditivo (transmeatal), bien a través de una incisión realizada hacia arriba a partir del conducto auditivo (endoaural) o a través de una incisión realizada detrás del pabellón auricular (retroauricular), dependiendo de la localización y el tamaño del osteoma. La eliminación del osteoma se realiza mediante fresado o, recientemente, mediante el uso de laser diodo.

Tras la intervención, se coloca un taponamiento en el conducto. La incisión se cierra, mediante unos puntos de sutura, que se retirarán entre los 5 y los 7 días.

En las primeras horas, tras la intervención, pueden aparecer ligeras molestias en el oído, mareo, sensación de adormecimiento en la cara, por la anestesia local que se ha podido infiltrar, o una pequeña hemorragia que manche el taponamiento del conducto auditivo o el vendaje, de sangre.

El paciente permanecerá en el hospital desde unas horas hasta 5 ó 6 días.

Como normas generales, deberá evitar la penetración de agua en el oído.