El Dr. Casado, en el libro La Excelencia de la Medicina en España

 

la excelencia de la medicina en españa“Sería el mejor embajador de Montoro, un pueblo cordobés ligado a su infancia, y de Marbella, la ciudad donde vive actualmente. Se define como inquieto, inconformista, atrevido y, a veces, miedoso, aunque esa prudencia no le ha frenado a la hora de innovar en su especialidad: la voz. Juan Carlos Casado es médico especialista en Otorrinolaringología y Doctor en Medicina y Cirugía.

Le gusta compartir sus éxitos y “dar al César lo que es del César“. Por ello ha querido nombrar a todas las personas que están a su lado, que le han enseñado las cosas que sabe y que le han acompañado a lo largo de su vida. Y eso es una virtud, sobre todo en los tiempos que corren. Le gusta disfrutar de las cosas pequeñas de la vida como mirar el mar y le da un alto valor a las experiencias. En este sentido, su frase favorita es una de Dulce Chacón que dice que “nadie se emborracha con el vino que otro bebe”.

 

¿Dónde nació y qué recuerdos tiene de su infancia?

Nací en Argentina pero mis padres volvieron a España cuando yo tenía tan solo 15 días. Vivimos en varias ciudades como Jaén, Guadalajara o Madrid… pero sobre todo, me considero montoreño. Montoro es un precioso pueblo de Córdoba, le llaman el “Toledo pequeño”. Llegué allí con 6 años  y recuerdo el estar jugando en una plaza al fútbol con una pelota de plástico llena de hojas de naranja, los paseos en bicicleta… También me gustaba jugar al fútbol; era lateral derecho en el Montoro Club de Fútbol, pero cuando empecé la universidad tuve que dejarlo. Mis padres, Antonio y Julia, viven allí y también mis dos hermanos: Antonio Javier y Julio César. Voy muy a menudo y siempre me gusta reencontrarme con mis amigos de la infancia.

Quiero seguir leyendo