Hipertrofia de cornetes

tratamiento de la hipertrofia de cornetes
Es un agrandamiento exagerado de los cornetes nasales inferiores, debido a determinadas condiciones y especialmente a procesos alérgicos, dificultando el flujo natural del aire a través de las fosas nasales y produciendo como consecuencia una obstrucción nasal.

En las paredes laterales de la nariz  y a ambos lados se encuentran unas estructuras muy importantes que son los tres cornetes: superior, medio e inferior, siendo estos últimos desde el punto de vista clínico, los más importantes. Los cornetes nasales inferiores son unas pequeñas estructuras óseas cubiertas de tejido blando y cavernoso, que se disponen en el interior de la nariz de forma alargada, pudiendo diferenciar en ellos una cabeza, un cuerpo y una cola y, que actúan de filtro o como si fueran unos “pequeños radiadores”.
En condiciones normales depuran y calientan el aire frío que entra por la nariz durante la respiración, pero en situaciones concretas y, según los requerimientos que demanda el medio ambiente, como: rinitis, presencia de alergenos, ambientes laborales tóxicos, tabaco, etc., actúan más de lo habitual hipertrofiándose o dilatándose, debido a un aumento de tamaño de los vasos sanguíneos que los irrigan.
Este crecimiento anormal de los cornetes inferiores provoca una importante obstrucción nasal crónica, que dificulta el flujo normal de aire.

Muchos son los motivos que pueden producir un crecimiento anormal de los cornetes inferiores, pudiendo diferenciar dos grandes grupos en función de si son debidos a las condiciones ambientales, o bien si dependen de las características personales y particulares de la persona.

  • Condiciones atmosféricas y climáticas:
    • Ambientes excesivamente húmedos.
    • Ambientes laborales tóxicos.
    • Presencia de humos y otros agentes tóxicos e irritantes.
    • Presencia de alergenos en el ambiente.
  • Condiciones personales:
    • Frecuentes procesos gripales, resfriados, etc.
    • Padecer rinitis alérgica.
    • Debido a la edad y el paso del tiempo.
    • Debido a funciones endocrinas.
    • Abuso durante largos periodos de tiempo de determinados medicamentos, como: esteroides, vasoconstrictores nasales, etc., que pueden producir un efecto rebote.

Como ya hemos comentado, cuando los cornetes inferiores presentan un aumento anormal de su tamaño, provocan una obstrucción del paso del aire e impiden una adecuada respiración, lo cual obliga al paciente a respirar durante largos periodos de tiempo  a través de la boca, teniendo importantes consecuencias para la salud, como por ejemplo:

  • Afonías y ronqueras.
  • Dolor de garganta.
  • Tos irritativa.
  • Hipoacusia o pérdida de audición.
  • Frecuentes dolores de cabeza y sensación de aturdimiento.
  • Cansancio físico.
  • Bajo rendimiento en la práctica de deportes.
  • Importantes trastornos durante el sueño, lo que produce: somnolencia diurna y  ronquido, que además de ser un problema de tipo estético y social, se considera uno de los síntomas más claros del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.

El tratamiento inicial es con corticoides tópicos, Si persisten los síntomas se prefiere tratamiento quirúrgico:

–         Exéresis (Turbinectomía).

–         Radiofrecuencia de cornetes.

–         Cirugía de cornetes asistida por láser diodo.