Estapedectomía (Otosclerosis)
Estapedectomía

La intervención quirúrgica consiste en remover el estribo que se encuentra en el oído medio y colocar una prótesis en su lugar. Está prótesis mide menos de 5 mm de largo x 1mm de espesor y no es rechazada por el organismo. La prótesis no se observa desde el exterior ni desde el conducto auditivo debido a que es colocada en el interior del oído medio.

La duración de la intervención es entre una y dos horas de cirugía. Se realiza bajo anestesia general. Se opera a través del conducto auditivo, por lo cual no deja cicatrices visibles y no produce dolor en el postoperatorio. Debido a que los elementos anatómicos del oído son todos muy pequeños (milimétricos), para la intervención quirúrgica se utiliza el microscopio de gran aumento. Los días siguientes a la operación existe un ligero vértigo que se trata con medicamentos. El altal se produce en el día generalmente, y requiere de una semana de reposo laboral en su casa. No hace falta estar en la cama, pero sí descansando.

La intervención quirúrgica no es 100% efectiva por 2 motivos: el primero que sólo cura el componente de afección del oído medio, no soluciona la disminución auditiva por afección del oído interno. Por lo cual se aconseja operar a los pacientes que presentan mayor compromiso del oído medio (generalmente mayor a 25 dB). El segundo motivo es que en un porcentaje que va desde un 1 a 3% la audición no mejora y en algunos casos puede empeorar en el postoperatorio. No se conoce el motivo de este problema que es independiente del cirujano que opere y del material que se utilice.

La mejoría auditiva se puede percibir en el momento de despertarse de la anestesia. Muchas veces termina de notarse la mejoría cuando cicatriza el interior del oído al cabo de 15 días.

No se operan los dos oídos al mismo tiempo. Generalmente se opera primero el oído más afectado y luego de 3 a 6 meses se opera el otro oído.
La cirugía no cura los acúfenos o ruidos en el oído.